Kapellbrücke, Lucerna, Suiza

El Puente de la capilla o Kapellbrücke es el puente de madera más viejo de Europa y el segundo más largo con 204,70 metros. Fue construido en el año 1365 y conecta la ciudad vieja con la ciudad nueva, cruzando el río Reuss. El puente era más largo, pero sufrió un incendio que lo dañó gravemente. En 1835 esta parte dañada, de aproximadamente 75 metros, fue eliminada del puente. Esto fue posible gracias al relleno que se hizo de la orilla del río. En el techo del puente se hallan 111 espacios que contienen pinturas que muestran parte de la historia de Lucerna.

Rathaus de Berna, Suiza

El Rathaus, o Ayuntamiento de la ciudad de Berna, es un edificio medieval que data del siglo XV, que fue construido entre los años 1406 y 1416. En su larga existencia ha sobrevivido a las guerras de Borgoña, de Reforma y la Revolución, y hoy en día es la sede del gobierno cantonal, donde el Consejo Cantonal de Berna se reúne cinco veces al año.

A diferencia de otras ciudades europeas, al público nunca se le permite participar en reuniones de los órganos de gobierno cantonal, las Sesiones del Consejo de Administración.

La fachada conserva su estilo gótico tradicional, aunque se hicieron restauraciones entre 1939 y 1942, con una bella escalinata doble con soportales enlazados por tracerías.

A su lado está la iglesia neogótica Kirche St Peter-und St Paul, que data de 1858. Y en la placita enfrente del ayuntamiento está una de las famosas fuentes de Berna.

La Base-Ville y la Catedral de San Nicolás de Friburgo

Un importante monumento de la ciudad es la Catedral de San Nicolás, de estilo gótico y edificada entre 1182 y 1490. La torre principal mide 74 metros de altura y conlleva una escalera compuesta por 365 escalones. La catedral de San Nicolás está construida de “molasse”, una roca sedimentaria abundante en Suiza.

La Universidad de Friburgo es famosa en todo el mundo. Ciudad de jóvenes, Friburgo está llena de pequeños bares típicos y de óptimos restaurantes para todos los gustos.

La ciudad de Fribourg (en francés) también es conocida por sus numerosos puentes y fuentes. Su casco antiguo sigue manteniendo su espíritu medieval y se denomina “la Basse-Ville” (significa ciudad baja debido a su emplazamiento). La Basse-Ville se compone de los barrios del Bourg, el Auge y la Neuveville.