Menú de navegación
Pau

Pau

  • Autor: Luis Martínez Aniesa
  • Fecha de publicación: 2 May 2013
  • Categoría:
  • Dirección: Pau, Francia

Pau es la capital del departamento de Pirineos Atlánticos, Aquitania, y la histórica capital del Béarn. Está situada en un magnífico emplazamiento frente a la cordillera pirenaica. Posee dos partes claramente diferenciadas: por un lado se encuentra la ciudad vieja de Pau, que posee una larga historia y por otro la ciudad moderna.

La localidad fue fundada en la Edad Media para controlar un paso por el río Gave de Pau, afluente del Adur, el cual servía a los pastores que practicaban la trashumancia.

A consecuencia de uniones dinásticas, el Bearn se une al reino de Navarra durante el siglo XV. En 1512 Fernando el Católico, rey de Aragón y regente de Castilla, conquistó la parte de Navarra al sur de los Pirineos y la anexionó a Castilla. El Rey y la corte navarros huyen de Pamplona y se refugian en Pau, que se convierte en la nueva capital del reino.

En 1560 la Reina Juana III de Navarra se convirtió al calvinismo, que se convirtió en la religión oficial del reino de Navarra. Esto hará que Pau y su región sean protagonistas de las guerras de religión que enfrentan en Francia a católicos y hugonotes. Le sucedió su hijo Enrique III en 1572, quien en ese año se casaría con Margarita, tercera hija de Catalina de Médicis. Fruto de esta boda y de una serie de fallecimientos en cadena en la familia real francesa, Enrique se convirtió en Rey de Francia en 1589, con el nombre de Enrique IV.

En 1619, nueve años después del asesinato de Enrique IV en París, Pau se sublevó. Luis XIII, el nuevo rey, la ocupó con su ejército, transformando el Consejo soberano en mero Parlamento y unió definitivamente el reino de Navarra a la Corona de Francia.

En 1808 el emperador Napoleón pasó por Pau de regreso de Bayona, desde donde había colocado a su hermano José en el trono de España y vio a la ciudad mediocre y al castillo en ruinas. Observando que lo mejor de Pau era la vista sobre los Pirineos, dió orden de extender la Place Bonaparte (actual Place Royale) hacia el sur, abriéndola hacia las montañas. Esta intervención será clave en el inicio del embellecimiento de la ciudad.

Pau prosperó durante el siglo XIX gracias al turismo internacional, sobre todo inglés (que dio origen al barrio inglés de la ciudad), atraído por las supuestas propiedades benéficas del clima local. Se construyeron numerosos hoteles de lujo y el primer campo de golf del continente europeo. El tren llegó a la ciudad al construirse la línea que lleva peregrinos a la vecina Lourdes.

En 1909 los hermanos Wright crean en Pau la primera escuela de aviación del mundo, más tarde convertida en escuela de pilotos del Ejército francés. Sin embargo, desprovista de industria y de poder político, la ciudad sigue siendo eminentemente rural.

 

Publique una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *