Menú de navegación
Tallín

Tallín

  • Autor: Luis Martínez Aniesa
  • Fecha de publicación: 28 Jun 2014
  • Categoría:
  • Dirección: 10146 Tallin, Estonia

Tallin (en estonio: Tallinn) es la capital de la República de Estonia. La habitan  430.000 habitantes, lo que la convierte en la ciudad más poblada de Estonia y su principal puerto. Está situada en la costa norte del país, a orillas del golfo de Finlandia, a 80 km al sur de Helsinki.

Tallin.1200

Tallin es el centro político y económico del Estado. La ciudad alberga la sede del parlamento estonio (Riigikogu), el palacio presidencial y los ministerios. Además en ella se encuentran la bolsa y las principales empresas del país.

La ciudad surgió como un puerto comercial en la ruta marítima que unía Europa occidental con Rusia y conoció su máximo apogeo como ciudad hanseática en plena Edad Media. Tras la independencia de Estonia en 1991 Tallin experimentó un gran crecimiento económico, el centro se rehabilitó y a su lado creció el distrito financiero con modernos edificios como el del banco de Estonia, surgieron nuevas zonas residenciales como Peetri, barrio de viviendas unifamiliares levantado en un antiguo pantano desecado situado al sur del aeropuerto. La ciudad antigua de Tallin fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1997.

Históricamente, Tallin ha consistido de tres partes:

  • la Colina de la Catedral (Toompea), donde se situaba la autoridad central, primero de los obispos, luego de la Orden, y de la nobleza Báltica; hoy es sede del gobierno estonio y de varias embajadas y residencias.
  • la Ciudad vieja, que es la antigua ciudad hanseática, la “ciudad de los ciudadanos”. Esta parte de la ciudad no estuvo administrativamente unida a Toompea hasta finales del siglo XIX. Fue centro del comercio medieval de la sal, gracias al cual prosperó y creció económicamente.
  • la ciudad se extiende al sur de la ciudad antigua, donde los estonios se establecieron. Éstos no formaron la mayoría de la población de Tallin hasta mediados o fines del siglo XIX.

Publique una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *