041oct79.001.1200

El Castillo de Alcalá la Real o Fortaleza de La Mota, es un recinto defensivo, situado en el cerro de la Mota, a 1.029 m.s.n.m., en la ciudad de Alcalá la Real, en la provincia de Jaén (Andalucía), datado en época nazarí (siglos XIII y XIV), aunque con algunos elementos anteriores.

Según algunos autores, la atalaya-castillo se erigió a principios del siglo VIII, por el mandatario granadino Badis Aben Habuz, como defensa frente a las correrías de las huestes de Baeza, que estaban asentadas en el cercano Castillo de Locubín. Pero esto sucedió, en realidad, en el s. XI, en la época de las primeras taifas, en la que nació y murió el reino zirí bereber de Granada. Se sabe que antes, en 889, fue centro de una de las rebeliones muladíes contra el Califato de Córdoba y que, más tarde, tuvo un papel destacado en los enfrentamientos entre los almorávides y los reyes de Taifas, época en que se refuerzan sus sistemas defensivos y se rodea todo el espacio habitado con una nueva muralla, levantándose una mezquita y un sistema complejo de acceso a la parte alta del cerro, con varias puertas controladas por torres albarranas.