Menú de navegación
Coliseo de Roma

Coliseo de Roma

por en 10 Abr 2015 en Italia | 0 comentarios

 

El Coliseo es un anfiteatro de la época del Imperio romano, construido en el siglo I y ubicado en el centro de la ciudad de Roma. Originalmente era denominado Amphitheatrum Flavium, en honor a la Dinastía Flavia de emperadores que lo construyó (comenzado a construir bajo el mandato del emperador Vespasiano,  el anfiteatro se completó con el emperador Tito, y se modificó durante el reinado de Domiciano), y pasó a llamarse Colosseum por una gran estatua que había cerca, el Coloso de Nerón, que no ha llegado hasta nosotros. Por su conservación e historia, el Coliseo es uno de los monumentos más famosos de la antigüedad clásica. Fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 1980 por la Unesco y una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno en 2007.

Coliseo de Roma

En la antigüedad poseía un aforo para unos 50.000 espectadores, con ochenta filas de gradas, estando más cerca de la arena el Emperador y los senadores, y a medida que se ascendía se situaban los estratos inferiores de la sociedad. En el Coliseo tenían lugar luchas de gladiadores y espectáculos públicos como naumaquias, caza de animales, ejecuciones, recreaciones de famosas batallas y obras de teatro basadas en la mitología clásica, y se usó durante casi 500 años, incluso después de la caída del Imperio romano de Occidente.

Más tarde, sirvió como refugio, fábrica, sede de una orden religiosa, fortaleza y cantera. De sus ruinas se extrajo abundante material para la construcción de otros edificios, hasta que fue convertido en santuario cristiano, en honor a los cautivos martirizados durante los primeros años del cristianismo, lo que contribuyó a detener su expolio y a que se conservara.

Aunque la estructura está seriamente dañada debido a los terremotos y los picapedreros, el Coliseo siempre ha sido visto como un icono de la Roma Imperial y es uno de los ejemplos mejor conservados de la arquitectura romana. Es una de las atracciones turísticas más populares de la moderna Roma y aún está muy ligado a la Iglesia católica romana, por lo que el Papa encabeza el viacrucis hasta el anfiteatro cada Viernes Santo.

Publique una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *