Es la parte más nueva de la ciudad, comprende Cochín, propiamente dicho, y la isla de Willingdon, con diversos hoteles, un buen número de comercios y la estación.  Es muy agradable  recorrer el paseo a lo largo del mar. Es la parte más comercial y moderna.