Menú de navegación
Templo Dorado, Amristar

Templo Dorado, Amristar

por en 15 Abr 2009 en 2009 India, India | 0 comentarios

El Templo Dorado, conocido en la India como Harmandir Sahib, es un templo sij ubicado en la localidad india de Amritsar, cerca de la frontera pakistaní (en el estado de Punjab).

La mayoría de los sijs lo visita por lo menos una vez en su vida, especialmente durante ocasiones especiales como alumbramiento, cumpleaños y matrimonio. Este santuario atrae más visitantes que el Taj Mahal de Agra, más de 100.000 personas lo visitan sólo en días de entresemana y es el principal destino turístico de indios no residentes.

Fue en 1577 cuando Gurú Ram Das cavó un foso en el actual sitio del templo, que actualmente es el lago artificial que rodea al templo. Este lago es llamado Amritsar, que significa “piscina de néctar”, y que es actualmente el nombre de la ciudad donde se encuentra. La construcción del templo se inició en 1588 y terminó en 1604 por el Gurú Arjan Dev. En ese mismo año se instaló en el altar del templo al Adi Granth, que es libro sagrado de los sijs, y que es considerada por ellos como el actual gurú o guía espiritual. El primer Granthi o lector fue Bhuda Baba ji.

La arquitectura del templo es una representación simbólica del pensamiento sij, el templo tiene cuatro entradas, una a cada lado, simbolizando la apertura de los sijs a todas las religiones, entre otros aspectos.

El templo está abierto a personas de cualquier religión, nacionalidad, sexo, color o raza. No existen restricciones para entrar, excepto la observancia de las normas de conducta más elementales como: Cubrirse la cabeza, no usar zapatos, vestirse de manera modesta, ser respetuoso, sentarse en el piso como muestra de respeto al Adi Granth y a Dios, no beber alcohol, no comer y no drogarse en el templo, entre otras. No se puede sentarse en las escaleras por motivos de seguridad, pues el templo acoge a gran cantidad de visitantes. En las cocinas al templo se dan comidas gratuitas y es un remanso de paz a pesar del gentío, al que también acuden muchos hindúes.

Publique una contestación

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *