Goldenes Dachl, Innsbruck, Austria

El símbolo más famoso de Innsbruck, la Capital de los Alpes, se encuentra en medio del barrio gótico, uno de los cascos antiguos de Austria más bonitos y mejor conservados.

Las fachadas, que en su mayoría conservan su aspecto de arquitectura gótica, datan de la época entre 1500 y 1540. Muy típico de este tipo de ciudad son las bonitas pasadizos abovedados que se extienden a lo largo de la antigua avenida principal, la calle Herzog Friedrich Strasse que llega desde el sur hacia el símbolo de Innsbruck, el Tejadillo de Oro o Goldenes Dachl.

El emperador Maximiliano I mandó construir este mirador suntuoso en la antigua residencia del archiduque Friedrich IV, con ocasión de su enlace matrimonial con Blanca Maria Sforza de Milán. Adornado con 2.657 tejas de cobre, doradas al fuego, el Tejadillo de Oro caracterizó, por aquel entonces, el centro de Europa.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.