La Catedral de Colonia (Hohe Domkirche St. Peter und Maria), de estilo gótico, comenzó a construirse en 1248 y no se terminó hasta 1880. Está situada en el centro de la ciudad de Colonia. Es el monumento más visitado de Alemania. Con sus 157 metros de altura fue el edificio más alto del mundo hasta la culminación del Monumento a Washington en 1884, de 170 metros.

Fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 1996.

Excavaciones en el subsuelo de este edificio han revelado los cimientos de construcciones romanas y carolingias. La construcción de la actual catedral empezó en 1248, pero no fue terminada hasta 1880. Hacia 1510 se interrumpió la construcción por problemas económicos y por falta de interés. En 1560, el Cabildo de la Catedral dejó de aportar fondos de forma definitiva. A partir de entonces, durante siglos se estuvo utilizando como templo la parte ya terminada.

La finalización de la catedral fue fuertemente apoyada en el siglo XIX por el Emperador alemán Federico Guillermo IV de Prusia, que reconocía en el gótico una herencia germánica. A la vez, hacía construir junto a la catedral la impresionante estación de tren, símbolo de la fusión del pasado y el futuro en la nueva Alemania.

Durante la II Guerra Mundial, y a pesar de estar iluminada durante los bombardeos para preservarla, fue alcanzada por una bomba en una torres y causó desperfectos no muy graves. Parte de los maravillosos vitrales se destruyeron como consecuencia de las vibraciones de los bombardeos. Pese a los destrozos, la estructura continuó dominando la silueta de la ciudad en ruinas. Son memorables las imágenes de la procesión del Corpus en 1946, por entre la ciudad en ruinas, hacia la catedral.

Es la mayor catedral de Alemania y la segunda catedral gótica por dimensiones del mundo (la más grande es la de Sevilla). Cuenta con la campana balanceante más grande del mundo (Pedro el gordo), que suena sólo en ocasiones muy especiales. Posee una plataforma, desde donde se tiene, a 95 metros de altura, una excelente vista de la ciudad y del paisaje de los alrededores.

En su interior se encuentra el relicario de los Tres Reyes Magos.