015ago78.031.1200
El nombre de la ciudad de Amberes proviene de la leyenda de Silvio Brabo, cuya estatua puede verse en Plaza Mayor (Grote Markt). La leyenda cuenta que un gigante llamado Druoon Antigoon habitaba el río, cobrando un peaje a los barcos que quisieran pasar. Si un barco no pagaba, el gigante cortaba la mano del capitán y la arrojaba al río Escalda. Un día, un centurión romano, cortó la mano del gigante y la lanzó al río y de ahí surgió el nombre de Amberes (Antwerpen), Ant = mano, Werpen = lanzar.