Ruta del Carés, Picos de Europa

074sep82.018.1200

El recorrido de este desfiladero, llamado por muchos autores: La Garganta Divina, nos permite unir Asturias con León atravesando las profundidades de los Picos de Europa cuyas cimas nos miran desde más de 2.000 metros por encima y disfrutando con las preciosas vistas que nos ofrecen las cristalinas aguas del rio Cares y las canales que se precipitan vertiginosamente desde las alturas hasta sus aguas.

Esta excursión transcurre por un camino bien marcado y sin ninguna complicación salvo su longitud, 10 Km de ida y otros tantos de vuelta si no disponemos de combinación de vehiculos (Poncebos en Asturias y Caín en León).

A pesar de su sencillez y de la anchura del camino (más de 1,5 metros) debemos vigilar pues bordea a menudo cortados que caen vertiginosamente sobre el río Cares.

Santa Cueva de Covadonga

La Santa Cueva de Covadonga es un santuario católico situado en el Principado de Asturias (España). Se trata de una gruta en las estribaciones del monte Auseva, que da nombre a la parroquia de Covadonga en el concejo de Cangas de Onís.

El origen de la cueva como lugar de culto es controvertido. La tradición afirma que don Pelayo, persiguiendo a un malhechor que se habría refugiado en esta gruta, se encontró con un ermitaño que daba culto a la Virgen María. El ermitaño rogó a Pelayo que perdonara al malhechor, puesto que se había acogido a la protección de la Virgen, y le dijo que llegaría el día en que él también tendría necesidad de buscar amparo en la cueva. Algunos historiadores dicen que lo más verosímil es que Pelayo y los cristianos, refugiados en la cueva de los musulmanes, llevaran consigo alguna imagen de la Virgen y la dejaran allí después de su victoria en la Batalla de Covadonga.

Las crónicas musulmanas sobre la Batalla de Covadonga dicen que en esta cueva se refugiaron las fuerzas de Pelayo, alimentándose de la miel dejada por las abejas en las hendiduras de la roca. Las crónicas cristianas afirman que la intervención milagrosa de la Virgen María fue decisiva en la victoria, al repeler los ataques contra la cueva.

Iglesia de San Antolín de Bedón, Llanes

La iglesia de San Antolín de Bedón, un templo benedictino románico edificado en el siglo XIII, está situada en el concejo de Llanes, en Asturias, cerca del Monasterio de San Salvador de Celorio en la desembocadura del río Bedón que divide en dos la playa de San Antolín. Al ser una obra con los rasgos de construcción del Císter no presenta apenas ornamentación.

El monasterio fue dedicado a San Antolín de Apamea, un mártir sirio del siglo IV cuyas reliquias se encontraban en la abadía de Frédelas cerca de Toulouse cuyo culto fue introducido en los reinos de la España medieval gracias al impulso del obispo Ponce, consejero del rey Sancho Garcés III de Pamplona. Probablemente fue a principios del siglo XIII cuando el monasterio se acogió a la regla benedictina y comenzaron las obras de la iglesia según consta en una inscripción donde se menciona que la obra la comenzó el abad Juan en 1205 así como otra de la misma fecha en la cabecera de la iglesia.

Después de la desamortización la iglesia quedó abandonada cuando los vecinos consiguieron que los oficios religiosos se celebrasen en Naves, adonde se trasladaron el retablo mayor, los altares y la pila bautismal». También obtuvieron el permiso del obispo en 1858 para derribarla y reutilizar los materiales para reformar la capilla de Santa Ana de Naves, pero después fue revocado.

En 1931 la iglesia quedó catalogada como Monumento histórico-artístico, en la actualidad Bien de Interés Cultural.