Dunas de Maspalomas

Durante los últimos millones de años, en el vértice sur de la isla de Gran Canaria, se ha ido forjando un singular espacio, el sistema dunar de Maspalomas, caracterizado por la presencia de grandes dunas que avanzan desde la playa de El Inglés hacia la de Maspalomas y la desembocadura del barranco de Fataga.

Durante los últimos millones de años, en el vértice sur de la isla de Gran Canaria, se ha ido forjando un singular espacio, el sistema dunar de Maspalomas, caracterizado por la presencia de grandes dunas que avanzan desde la playa de El Inglés hacia la de Maspalomas y la desembocadura del barranco de Fataga. En su formación, los procesos fluviales y marinos han sido determinantes, pues de su interrelación surgió una planicie deltaica de unos cuatro kilómetros cuadrados.

Este delta, generado al resguardo de una terraza alta pleistocena (que hoy sustenta la urbanización de El Inglés), fue el escenario en el que se sucedieron, e imbricaron, diferentes ambientes (lagunas litorales, dunas, saladares, playas de arenas y de callaos), que conformaron un basamento constituido por depósitos sedimentarios aluviales, eólicos, marinos y lacustres.

Entre los bienes patrimoniales que posee el municipio, destaca su imponente Faro de 55 metros de altura. Está situado al inicio de la playa de Maspalomas, haciendo de límite con Meloneras, formando parte indisoluble del paisaje meridional de Gran Canaria. La silueta del Faro de Maspalomas se recorta por encima de las edificaciones y del palmeral, testigo centenario de otros tiempos en los que constituía la única construcción existente en este punto de la isla. La luz del Faro de Maspalomas se encendía en 1890. Las obras para su construcción se prolongaron durante 28 años. Servía de guía a los barcos que cubrían las rutas entre Europa y América.

La moderna ciudad empezó a construirse en la década de los 60 y toma su denominación de la nomenclatura geográfica tradicional de la zona y del antiguo poblado de Maspalomas que hoy es un pequeño grupo de casas integrado en el barrio de San Fernando.

Auditorio de Tenerife “Adán Martín”, Santa Cruz de Tenerife

El Auditorio de Tenerife “Adán Martín” (antiguamente llamado y aún más conocido simplemente como Auditorio de Tenerife), es obra del arquitecto Santiago Calatrava Valls. Se ubica en la Avenida de La Constitución de Santa Cruz de Tenerife (Islas Canarias, España), y al lado del Océano Atlántico en la parte sur del Puerto de Santa Cruz de Tenerife. Su construcción comenzó en 1997 y finalizó en 2003. El edificio se encuadra dentro de los postulados de la arquitectura tardomoderna de finales del siglo XX. El Auditorio de Tenerife es sede de la Orquesta Sinfónica de Tenerife, considerada como una de las mejores orquestas sinfónicas del panorama español.

El moderno perfil del auditorio ha llevado a que sea considerado uno de los emblemas más singulares de la ciudad de Santa Cruz y de la isla de Tenerife. Es el edificio más moderno de Canarias y una atracción turística de la isla.

Casa Museo de Colón, Las Palmas de Gran Canaria

La Casa de Colón es una institución cultural situada en el barrio histórico de Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria

La Casa de Colón es una institución cultural situada en el barrio histórico de Vegueta, en Las Palmas de Gran Canaria, Canarias. Este centro público, adscrito a la Consejería de Cultura, Patrimonio Histórico y Museos del Cabildo de Gran Canaria, e inaugurado en 1951, es uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad. Su ámbito se centra en el estudio, investigación y difusión de la historia de Canarias y de sus relaciones con América. Alberga un museo, una biblioteca y un centro de estudios especializado, así como diversos espacios destinados a actividades temporales: cursos, seminarios, jornadas, exposiciones, proyecciones, conciertos, etc.

La configuración actual del inmueble proviene de la integración de varias viviendas, una de las cuales es parte de la antigua Casa del Gobernador, que Cristóbal Colón visitó durante su primer viaje, en 1492, con el fin de solicitar ayuda para el arreglo de La Pinta. La arquitectura presenta diversas intervenciones desde 1950, conservando zonas originales que se remontan al siglo XVI. Las diversas rehabilitaciones, así como los elementos originales conservados, hacen de la Casa un edificio singular y de obligada referencia en la ciudad de Las Palmas de Gran Canaria. El museo se compone de dos grandes patios y un total de trece salas de exposición permanente. Destacan en ellos los artesonados, los arcos y las columnas. El patio, que tiene un brocal de pozo gótico, adquiere mayor importancia por su valiosa arquería renacentista, procedente del desaparecido convento de Santo Domingo, destruido por los ataques del corsario holandés Pieter van der Does en el siglo XVI.