Plaza de la Virgen Blanca, Vitoria

 

Vitoria

La Plaza de la Virgen Blanca o Plaza vieja, es el principal lugar de encuentro de Vitoria. Se encuentra entre los barrios del Casco Viejo y el Ensanche. Está rodeada de casas blancas y en el centro de plaza se localiza un monumento en recuerdo de la Batalla de Vitoria (1813), un episodio de la Guerra de Independencia.

Domina la plaza la Iglesia de San Miguel Arcángel, un templo gótico-renacentista de los siglos XIV a XVI en cuyo pórtico se sitúa la imagen de la Virgen Blanca, patrona de la ciudad. Fue levantada a finales del siglo XIV en la ladera meridional de la colina de la primitiva Vitoria, fuera de sus muros y de la puerta de San Bartolomé. Ocupa seguramente el mismo lugar que la iglesia dedicada también a San Miguel, que cita y sitúa a las puertas de la villa el documento del fuero fundacional concedido por el rey navarro Sancho VI el Sabio en 1181.

En el año 2007, la plaza sufrió un importante cambio, en el cual se cambió el pavimento y se eliminaron las zonas verdes.